Barrio La Victoria

Se trata de Mercedes Margarita Díaz, vecina de Monte Grande y cocinera del Jardín 936 del Barrio La Victoria, al que asisten más de 200 chicos de entre 3 y 5 años, que a diario son sorprendidos por los gestos que “Mechi”, como la conocen en la comunidad educativa, tiene con ellos.

Este Día de la Escarapela no fue la excepción, ya que, como en todas las fiestas patrias, Mercedes tejió al crochet insignias para que niños y vecinos del Barrio La Victoria, “luzcan los colores de la Nación en su corazón”.

Como ella misma recuerda, sus detalles no son aislados: “En mi paso por el Jardín 926 (9 de Abril), hice gorros y bufandas para que los chicos no sufran el frío” y, en esta línea, remarcó que durante el verano colaboró en un comedor donde le cocinó y regaló un pan dulce a cada vecino.

“Todo lo que se hace de corazón, sale bien, y más cuando se piensa en el futuro de los chicos, me llena el alma poder hacer algo por ellos”, cuenta Mechi, quien, pese a haber trabajado como cocinera en otras instituciones, decidió continuar perfeccionándose y estudiar para ser chef.

Hoy, ya recibida, la vecina de Monte Grande prepara el desayuno, almuerzo y merienda de los más de 200 chicos que asisten al Jardín 936, y a diario recibe el agradecimiento de los padres que ven el amor y cuidado con el que Mercedes trata a los niños.