Se realizaron las obras de remoción de la piedra fundamental del monumento, las placas conmemorativas y el busto del Dr. Mariano Moreno, que se encontraban en la Plaza Santamarina, en el área de la Plazoleta.

La piedra fundamental, que estaba enterrada en su totalidad, fue removida por medios mecánicos dejando al descubierto solo la cara superior (que posee la inscripción). Luego, se la colocó debajo de uno de los árboles sobre una placa de fenólico y se le realizó una limpieza superficial con agua y pinceles. La piedra es granítica, de una sola pieza. La remoción permitió que el personal pudiera continuar con sus tareas sin riesgo a producirle algún daño con las máquinas y los camiones. Finalizada la obra en la plazoleta será nuevamente emplazada en el centro de la misma.

Por otro lado, se inició la limpieza de la parte posterior del monumento, en especial de lo que fue la fuente, que se encontraba rellena de tierra.  Durante el proceso, se identificaron dos bocas de agua: una en el centro y otra en el medio de la pared por delante de la fuente; resta estudiar la forma en la que funcionaba. Producto de la limpieza de la parte exterior, se observó que el monumento tiene un escalón más, que se encuentra cubierto por la tierra.

Se procedió, también, al retiro de la placa fundacional del partido, que se encontraba al inicio de la plazoleta y presentaba una fisura horizontal pasante desde el lado izquierdo hasta el centro. Para retirarla, se trabajó nuevamente en forma mecánica: se devastó la zona perimetral, se la cubrió con corrugado plástico y ató con sogas, para finalmente elevarla con pala mecánica. A pedido del personal que se encuentra trabajando, se la trasladó hasta la parte posterior del monumento, para que no corriera riesgo.

Asimismo, se retiró el busto del Dr. Mariano Moreno y su placa de bronce. Se observó que el busto presenta un gran deterioro producido por la cantidad de capas de pintura que  recibió a lo largo de los años. Fue trasladado al museo de La Campana donde se iniciarán trabajos de restauración.

Se procedió, también, al retiro de la placa del Rotary Club, que menciona la presencia en el lugar de un Ginkgo Biloba que ya no se encuentra. Se planificó la plantación de un espécimen similar al que se le colocará la placa.

Por último, se retiró la placa con los nombres de los fundadores del partido: el marco de madera se encontraba en estado de putrefacción, con uno de sus tirantes infectado por un nido de hormigas carpinteras y sus huevos y otro de cucarachas. La placa fue trasladada hasta el pañol de trabajo donde se dejó en guarda.

Las placas del centenario, que se encontraban delante del monumento, ya habían sido retiradas y guardadas antes de iniciar la remoción del resto de las placas.

Durante el trabajo, se detectó una gran área, como una plataforma de hormigón, y se determinó que pertenecía a la antigua circunvalación de la calle. Por otro lado, entre el hormigón y el monumento se encontró la boca de un posible pozo de agua, que será sometido a limpieza.

Respecto del reemplazamiento de las piezas una vez terminado el trabajo, surgieron algunas propuestas: la colocación de plantas autóctonas para el diseño paisajístico y de algunas baldosas con los nombres que se consideren de relevancia para la historia de Monte Grande y el Partido de Esteban Echeverría.

Por otro lado, en una reunión llevada a cabo el 16 de mayo próximo pasado en el Museo Histórico “La  Campana” se manifestó la intención de trasladar el monumento al Dr. Mariano Moreno.  Una semana más tarde, tras analizar la propuesta, la comisión organizadora de los festejos del Centenario de Esteban Echeverría junto a otros vecinos de la comunidad, de manera consensuada resolvieron realizar la siguiente sugerencia: “Que en torno a la trayectoria del Dr. Mariano Moreno, siendo éste un profesional de las leyes, figura que tuvo un rol protagónico en la Revolución de Mayo de 1810, siendo Secretario de la Primera Junta del Gobierno Patrio, la comunidad por consenso entiende oportuno, que el Polo Judicial de Esteban Echeverría, sita en la calle Güemes Nº 425, de la Ciudad de Monte Grande, constituye el lugar apropiado para albergar al Monumento del personaje de análisis”.

Esteban Echeverría posee edificios de gran valor histórico, viejas casonas y estancias como el Museo La Campana o la Casa de la Cultura, donde funcionara la primera sala de auxilios. Por eso, haciendo énfasis en el valor del patrimonio histórico echeverriano, se han recuperado para las próximas generaciones: la Puerta Histórica que perteneciera a Juan Manuel de Rosas y donde funcionará el Archivo Histórico Municipal; la quinta Barceló, donde ya funciona el Polo Judicial con fiscalías y defensorías propias; y el antiguo despacho de los intendentes, en el edificio de la vieja Municipalidad. El patrimonio histórico del distrito es especialmente rico y guarda un trozo de historia de su gente.