Gacetilla Nº 8/15

Entre los 600 jóvenes que participaron del concurso “Tu Voz contra la Violencia”, impulsado por UNICEF, la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires y la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, tres fueron seleccionados por el jurado, integrado, entre otros, por Natalia Oreiro y Fernando Luis Hortal, conocido como “El Bahiano”. Los requisitos para presentarse fueron tener entre 14 y 18 años, y enviar una letra con una postura sobre la violencia. Los criterios a evaluar: la coherencia temática, la creatividad y composición. “Tu voz contra la violencia” fue una oportunidad hacia los jóvenes de activar su propia voz en problemáticas que los involucran, como la violencia institucional o médica, a través de la creatividad y la música.

El primer premio se lo llevó el vecino Matías Motta, de 17 años, que tendrá la alegría de grabar su canción profesionalmente. Su composición fue elegida entre 264 canciones presentadas. El joven que reside en el Jagüel y vivió toda su vida en el distrito, contó que el proyecto fue presentado en su escuela (Media Nº 3 de Luis Guillón) por su profesor de Psicología y Sociología. Al mostrarle su letra a sus compañeros y docentes, recibió muy buenos comentarios, y eso lo incentivó a participar. Además de escribir sus propias canciones y jugar al fútbol, Matías rapea con “free style”, y es experto en la improvisación, lo cual se ve reflejado en su letra, abundante en rimas y estilo libre. “Estoy muy contento de que me hayan llamado. Fue sorpresivo para mí. Me genera orgullo y en mi familia están muy felices. Siempre me acompañaron en todo”, compartió el ganador del concurso.

“Es bueno que los jóvenes que sufrieron algún tipo de violencia no repliquen después sus vivencias y no las proyecten hacia otros. Hay que sacar lo bueno de las personas”, opinó Matías, a modo de reflexión. “Un mundo sin violencia sería más armonioso, más tranquilo. Viviríamos menos acelerados y nos preocuparíamos menos por las cosas, porque los demás las aceptarían. Cambiaría nuestro estilo de vida”, concluyó. La voz a favor de la paz, aseguró finalmente que “se aprende mejor cuando te enseñan con paciencia” y que “con violencia uno pierde el interés de aquello que le estén enseñando”. En el estribillo de su obra, el joven invita a todos sus pares a empezar con el cambio: “En el mundo del silencio alza tu voz contra la violencia, no te quedes callado, porque esta vida recién comienza”.