El C.A.I (Centro de Atención Integral), sede Santa Lucía, festejó hoy los cumpleaños de los niños nacidos entre enero y julio. El lugar, lleno de colores y manualidades, fue decorado en esta ocasión con piñatas azules y naranjas, risas, saltos de alegría y un ambiente lleno de vida. El hogar está vigente desde el año 2000, y actualmente recibe a 63 niños de 2 a 5 años.

Ubicado  en San Pedrito 428, Monte Grande,  el centro cuenta con dos aulas equipadas (sala rosa y azul), que se dividen en turno mañana (De 8 a 12 HS), y turno tarde (De 15 a 16 HS), un SUM, una cocina, y un patio extenso para actividades recreativas. Allí los niños encuentran un espacio de contención donde cantan, bailan, juegan, aprenden a diario, y comparten el desayuno, el almuerzo y la merienda.

“Acá se enseña a comer, a usar las cucharitas, a compartir y a jugar. Es como un jardín”, dice  Neli, encargada del C.A.I desde hace 3 meses. La señorita Romina, por su parte, cuenta: “Los hacemos dibujar, pintar, jugamos con ellos y cantamos. Es una buena posibilidad para los chicos que más lo necesitan”.

Carmen es la cocinera desde hace dos años y hoy tenía una estrella con brillantina dibujada en la cara para sumarse a los festejos. En cuanto a la alimentación que reciben en el C.AI. señaló que los chicos llevan una dieta de alimentos saludable: “se están acostumbrando a comer en forma variada” comenta. Habló de guisos, ensaladas, verduras y arroz con pollo.

Sara, quien se encarga de llenar las paredes de colores con manualidades, enseña desde hace 10 años a los chicos y aseguró que cuando recién comenzó a trabajar tenía 38 a cargo. “Ellos son mi vida, son como mis hijos. Acá aprenden a identificarse solos, a valorarse, y a ser alguien. Así como ellos te dan, vos también recibís”, contó alegre y llena de emoción. Habló de los juegos en el patio: el huevo podrido, los globos reventados, las carreras de bolsas y los trencitos.

Al final de la celebración, las piñatas se rompieron y cayó una lluvia de caramelos. Se armó el típico desafío infantil de agarrar todas las golosinas posibles y se repartió la torta. Cada padre junto a su hijo festejó sus años de felicidad.

El Municipio de Esteban Echeverría cuenta con ocho sedes del C.A.I, que funcionan de 8 a 17 horas: Santa Isabel; El Jagüel; Bafico; Santa Lucía; El Manzanar; Rayito de Sol; Zaizar y Casa del Niño Nº 3. Los centros permanecen abiertos durante todo el año  brindando el desayuno, el almuerzo y la merienda. Además ofrecen junto a la Secretaría de Salud municipal,  asistencia médica  que incluye el Calendario de vacunación obligatoria. Durante el verano cuenta con una colonia de verano y talleres a cargo de la Escuela de Artes y Oficios Municipal.