La plaza Santamarina fue un espacio concebido por la empresa “Coni, Sansinena y Co.” desde la planificación inicial de Esteban Echeverría. En la década del ’30, el Municipio adquirió los terrenos y decidió cambiarle el nombre (Frank Henderson) por el de Enrique Santamarina, fallecido en 1937. Al año siguiente, en ocasión de la celebración del 25 aniversario del pueblo, se colocó la piedra fundamental y comenzó la construcción del monumento a Don Enrique, presentado en 1942.

La plaza volvió a inaugurarse, a presentarse ante los vecinos tal como la conocieron los primeros habitantes del distrito, con su diseño original: sus farolas doradas, el monumento, plantas autóctonas que realzan su diseño paisajístico y césped verde para el disfrute de chicos y grandes.

El intendente Fernando Gray, acompañado por su familia y autoridades locales, expresó su agradecimiento a todos los que trabajaron para que la puesta en valor e inauguración de la plaza sean posibles.

Las obras incluyeron la remoción de la piedra fundamental del monumento y las placas conmemorativas -para su resguardo durante el trabajo-, y el busto del Dr. Mariano Moreno, que está en proceso de restauración; se realizó la limpieza de la parte posterior del monumento, en especial de lo que fue la fuente, que se encontraba rellena de tierra.  Producto de la limpieza de la parte exterior, se observó que el monumento tiene un escalón más, que se encontraba cubierto por tierra. Se procedió, también, a la restauración de la placa fundacional del partido, que se encontraba al inicio de la plazoleta y presentaba una fisura horizontal pasante desde el lado izquierdo hasta el centro.

Luego de un arduo trabajo, la plaza se muestra con nuevas veredas, bancos, iluminación y cestos, entre otros, pero conservando aquel estilo típico del que disfrutaron los fundadores.

Resta otorgarle una nueva impronta al tanque de agua característico. Por eso, el Municipio en conjunto con la empresa AySA ha lanzado un concurso a nivel nacional, a través del cual una comisión integrada por vecinos históricos, representantes de la comuna y de la empresa, y reconocidos artistas locales elegirán el diseño que lo convierta en uno de los exponentes del Museo a Cielo Abierto del distrito.

Frente a la Estación de Monte Grande, los vecinos disfrutaron de coloridos espectáculos a cargo de diversos ballets, como el de la Sociedad Española, tango en vivo por Laura y Hernán Diz, con la presentación especial de la pareja ganadora del último mundial de tango: Lorena González y Sebastián Acosta. Para finalizar, el profesor Turán de la Escuela de Artes y Oficios organizó una Milonga Popular. La  renovada plaza Santamarina volvió a ser un lugar de encuentro.