Se renovaron las instalaciones de alimentación central para agua fría y caliente en el Hospital Municipal Santamarina.

La obra incluyó la construcción e instalación de un nuevo tanque de reserva de 60.000 litros, 3 nuevas cisternas de acero inoxidable de 20.000 litros cada una y anillo cerrado de distribución.

También se instalaron 3 termo-tanques de alta recuperación que trabajan interconectados para hacer llegar agua caliente a todos los módulos del hospital.

Las cisternas se alimentan a través del sistema de bombeo al nuevo tanque de reserva y la distribución cuenta con un sistema de presurización correspondiente a fin de garantizar el caudal de agua en todos los servicios hospitalarios.