El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, recorrió hoy el avance de la planta de ósmosis ubicada en Máximo Paz y San Luis, El Jagüel, que permitirá abastecer con agua segura e inmediata a 40 mil personas de esa localidad.

“Desde el Gobierno Municipal trabajamos en conjunto con Aysa en esta obra de alta ingeniería para garantizar el acceso a agua segura a los vecinos de El Jagüel”, señaló Gray, al referirse a esta planta potabilizadora, cuyo estado de ejecución es de un 90 por ciento -falta la conexión del tendido eléctrico y las siguientes pruebas para su funcionamiento-.

La obra, que se ejecuta en paralelo a la construcción de redes secundarias, encargadas de transportar el agua a los domicilios, abastecerá a más de 40 mil vecinos, completando el acceso al agua potable de toda la localidad.

El proceso de filtrado por ósmosis es de gran importancia, ya que le quita al agua todo lo que puede resultar causal de enfermedad, convirtiéndola en apta para el consumo humano.