Gacetilla Nº 58/15

El Municipio de Esteban Echeverría adquirió la histórica casona “La María Lola” perteneciente a Luciano Honorato Valette. El intendente Fernando Gray, en presencia de vecinos, entidades de bien público y miembros del Concejo Deliberante, llevó a cabo la firma del boleto de adquisición de la emblemática propiedad comprada a Teresa Doods. A partir de la adquisición del inmueble, se trabajará en su puesta en valor, conservación y para catalogarla como monumento histórico del Distrito. Luego, el Concejo Deliberante local se trasladará desde su sede actual de la calle Vicente López 436, a la vivienda en la que Valette eligió instalarse junto a su familia.

“Quiero agradecer a todos los vecinos, a los concejales y a toda la gente que ha participado y colaborado para poder concretar esta acción. La vivienda que acabamos de adquirir, además de funcionar como una sede propia para el Concejo Deliberante, es un patrimonio importante e histórico para el Distrito. Allí, vamos a efectuar trabajos de reconstrucción y puesta en valor. En la preservación de este patrimonio, va a trabajar un equipo de la Universidad Nacional del Museo Argentino”, destacó el jefe comunal tras la firma.

Por su parte, la vecina Teresa Doods, manifestó: “Estoy muy contenta porque en esa casa pasé gran parte de mi vida y porque, a partir de los trabajos que hagan, cada vez que pase por allí la voy a ver muy linda y cuidada. Esto es algo que queda para toda la comunidad”.

La compra de la propiedad ubicada en la calle Sarmiento 213, Monte Grande, se concretó en una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante en la que, por unanimidad, los concejales aprobaron la adquisición de la casona del ilustre vecino, nacido en Uruguay, en 1904, integró la comitiva que viajó a las Islas Orcadas. Allí, Luciano Valette estableció un observatorio meteorológico y, poco después flameó la bandera argentina. Con esa comitiva, se estableció la primera oficina de correos en las islas, y la primera correspondencia que salió de allí fue una tarjeta postal enviada por Don Luciano a su prometida, María Lola Bosch con quien, a principios del Siglo XXI, se radicaron en el pueblo de Monte Grande.

El matrimonio se estableció en la casona bautizada La María Lola, en honor a la mujer. Además del interés arquitectónico, por estar considerada como una de las propiedades más antiguas de Esteban Echeverría, La María Lola también posee un gran valor patrimonial por quien fuera su propietario. Es que el vecino Valette desarrolló actividades cívico-culturales en la región. En 1913, Valette fue nombrado Defensor de Menores del recientemente creado partido de Esteban Echeverría. Años después, llegó a ocupar la intendencia como Comisionado Municipal y fue fundador de la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia, además de integrar la Comisión Administradora de la Casa de Primeros Auxilios San José (construcción en la que actualmente funciona la Casa de la Cultura de Esteban Echeverría).