El Municipio de Esteban Echeverría a través de la Subsecretaría de Inspección General y Promoción Industrial, se encuentra realizando exhaustivos controles sobre los bares y pubs que activan en el distrito. En los últimos fines de semana hubo 6 clausuras por distintas infracciones. Inspección General sólo interviene en cuestiones estrictamente comerciales, no tiene competencia puertas afuera. A partir de la línea de vereda tienen intervención otras áreas como Seguridad o Tránsito.

Durante los operativos, se labraron actas por infracciones a las normativas vigentes del código de habilitación o falta de documentación esencial en el rubro, e impuesto clausuras preventivas hasta cumplir lo peticionado. Asimismo, se procedió a dar de baja en forma definitiva la habilitación del comercio de nombre de fantasía “Benazzi” ubicado en Dorrego 128, Monte Grande.

En el caso mencionado, el local incumplía con el marco regulatorio ya que realizaba actividades danzantes cuando la habilitación solicitada por su propietario era para activar bar, cafetería y venta de comidas rápidas. En otras ocasiones se le han labrado actas e impuesto clausuras preventivas por ruidos molestos, exceso de personas al límite autorizado por el certificado antisiniestral otorgado por la Dirección de Bomberos, y exhibición y venta de bebidas alcohólicas en presencia de menores de 18 años.

El procedimiento realizado en conjunto con personal de la Comisaría 1º de Esteban Echeverría, continuará con la Investigación Penal Preparatoria caratulada como “Averiguación de ilícito – denunciante personal policial- imputado Leonardo Alberto Araujo” a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 15 de Lomas de Zamora.

Los operativos de nocturnidad para verificar el funcionamiento de estos comercios están arrojando excelentes resultados. Los inspectores municipales verifican que tengan la habilitación correspondiente junto al permiso de expendio de bebidas alcohólicas emitido por la Provincia de Buenos Aires, el certificado antisiniestral, las libretas sanitarias del titular y empleados de cada comercio, evalúan el sonido para evitar perjuicios a vecinos, la prohibición de ingreso y venta de alcohol a menores de edad, y controlan que se aplique correctamente lo dispuesto por la Ley Provincial Nº 14050.

Durante todo el año la Subsecretaría de Inspección General y Promoción Industrial verifica que cada comercio cuente con el Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA) y el Certificado Antisiniestral que emite Policía de Buenos Aires al día. Ambos permisos tienen vencimiento anual y en caso de ser renovados, se los notifica para que realicen el trámite y evitar que lo tengan vencido en el momento de la inspección, ya que esa infracción conlleva a la clausura del local.

Desde hace dos meses, la Dirección de Inspección General ha implementado un nuevo sistema de comunicación hacia los comercios para informarles, con anticipación, del vencimiento del permiso del REBA. Este nuevo sistema permitió el cumplimiento positivo en el 90% de los casos. Este Registro permite que la Dirección pueda sancionar a los comercios en infracción al día 1 del no cumplimiento de la norma.
En lo que respecta a minoridad, si se constata la presencia de menores en el interior se procede a la clausura y se da intervención al Juez de Paz, según lo establece la Ley 14050. En caso de reincidencia, la Municipalidad dicta la baja definitiva de la habilitación.