Con el fin de proteger las especies arbóreas y resguardar el espacio público y privado, la Subsecretaría de Desarrollo Sostenible de Esteban Echeverría comenzó con las   sesiones de poda  en todo  el distrito. Desde el año pasado, se sumó a las tareas, el chipeado de residuos verdes que permite triturar  ramas, troncos y restos de jardinería que resultan de la poda para transformarlo en astillas vegetales.

Este año, con la presencia de 5 equipos de trabajo que realizan tareas en simultáneo en las 5 localidades del distrito, el municipio busca optimizar los trabajos de poda y de esta forma dar mejor respuesta a los vecinos que realizan los pedidos de despeje a través de las delegaciones.

La poda se realiza de forma adecuada a cada especie y tipo de arboleda que existe en el partido.

Las tareas consisten en el corte de las ramas que perjudiquen la infraestructura de servicios, el despeje de luminarias, carteles indicadores y limpieza de ramas que invaden el espacio de la propiedad privada y pública. Con estos trabajos se intenta que los árboles puedan desarrollarse sin provocar interferencia con la infraestructura y servicios de la ciudad, las viviendas particulares y el tránsito urbano, como así también obtener y contribuir al embellecimiento estético del paisaje de la ciudad preservando el medio ambiente local

La incorporación de la máquina chipeadora permite  multiplicar por 7 la capacidad del camión de transporte. El chip vegetal se puede usar para instalaciones públicas (vivero, jardines, plazas) tanto de abono como aporte de suelo. En tanto, entre 6 a 10 meses el chip acumulado se transforma en compost.

Durante el mes de junio se sumaran  cuatro equipos de trabajo para intensificar los trabajos de poda en todo el distrito.