En el marco del 125 aniversario de Monte Grande, representantes de distintas entidades del distrito recorrieron el Hospital del Bicentenario junto al intendente Fernando Gray y a Monseñor Roberto González Raeta, cura párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción, quien, culminada la visita, bendijo las obras del nosocomio.

Junto a miembros del Voluntariado de Adultos del Hospital Santamarina, la Asociación de Colonos Japoneses, Centro de Residentes Santiagueños, Centro de Jubilados Abuelos de Lourdes, Rotary Club del Centenario, y la Biblioteca Popular Florentino Ameghino, entre otros, el intendente y  Monseñor González Raeta fueron recibidos por el grupo de profesionales a cargo del proyecto, liderados por el Arquitecto Cristian Carnicer.

Previa charla a cargo del Jefe de Seguridad e Higiene, los visitantes fueron guiados a través de los cinco bloques que componen el edificio, accediendo a la guardia, shockrooms, sala de potencia, salas de tratamiento, terapias intensiva y media, internación, quirófanos, laboratorio, hemoterapia y oratorio, entre otros.

El intendente Gray aseguró que “estamos orgullosos de ver cómo avanza el Hospital día a día, con el apoyo de Nación y del PAMI, sumado al trabajo realizado desde el Municipio, a través de Obras Públicas y Salud, y de toda la comunidad que nos apoya. Teníamos dos manzanas ociosas en pleno corazón de Monte Grande que pronto serán un hospital regional de máxima complejidad, equipado con la última tecnología”. El jefe comunal también explicó que la estructura del nuevo hospital está pensada de manera tal que en un futuro, un paso bajo nivel una las calles Alvear y Rondeau, y permita formar un corredor sanitario entre el Hospital Santamarina y el del Bicentenario.

Finalizada la recorrida, Monseñor González Raeta bendijo el avance de obras y aseguró que “debemos defender al hospital público”. Por su parte, los representantes de las entidades se mostraron sorprendidos por la magnitud de la obra y manifestaron su orgullo por poder compartirla.